Información Institucional

“La Universidad Católica de Colombia, es por esencia y definición una Institución fundada en los principios de la doctrina de Cristo. Tendrá la Universidad como maestra y cabal intérprete de su doctrina, a la Iglesia Católica, de la cual se declara su adicta y fiel colaboradora en la enseñanza de la verdad y de las ciencias al servicio del hombre y de los intereses de la comunidad”. Declaración de Principios y Estatutos de la Universidad Católica de Colombia, 1970.

La Universidad está comprometida con el desarrollo del conocimiento y con el avance de las ciencias y las profesiones. Como Institución Católica, reconoce a la Iglesia Católica como intérprete legítima de la doctrina de Cristo. Su misión educativa tiene como centro la persona humana, en cuanto criatura hecha por Dios, a su imagen y semejanza. Los profesores ostentan altas calidades académicas, profesionales y personales. En el aspecto académico, se cuenta con programas de pregrado, especialización, maestría y doctorado consolidados. Los programas tienen trayectoria académica y son reconocidos en el ámbito nacional e internacional.

Misión

Conforme con su fundamento y sus principios, la Universidad Católica de Colombia centra su misión en la persona. Para ello:

  • Desde su naturaleza intelectual, su riqueza doctrinal y en uso de la autonomía del saber, genera su propio acto educativo.
  • Concibe la educación como un acto de la inteligencia y la libertad de la persona, esto es, un acto moral por excelencia, mediante el cual el ser humano asume con pleno conocimiento, la responsabilidad de su vida y la correspon- sabilidad con el entorno como expresiones de su dignidad personal.
  • Propicia en su comunidad la formación en la virtud de la studiositas, para aprender a pensar, fomentar la creatividad y la innovación, así como adquirir conocimientos, destrezas y habilidades.
  • Se presenta ante el mundo como una opción renovadora y trascendente para el hombre.

Para cumplir su misión, la Universidad Católica de Colombia asume los siguientes compromisos:

  • Fomentar la vida intelectual, mediante actividades curriculares que contribuyan a promoverla.
  • Propender por la adquisición del hábito del estudio en su comunidad académica, de manera que permita ejercer a plenitud la capacidad del pensamiento humano.
  • Estimular la generación de nuevas ideas por medio del trabajo colaborativo.
  • Resaltar que la educación en la Universidad es, ante todo, un acto humano, del cual las personas son responsables.
  • Honrar la dignidad de la persona humana, a partir del reconocimiento de su identidad y autonomía respetuosa y responsable.
  • Propiciar la realización de las aspiraciones de las personas y la sociedad, consecuentes con su dignidad.
  • Asumir a la persona humana como origen de sus propias acciones y no como resultado del medio.
  • Reconocer al saber y al conocimiento como patrimonios universales de las universidades.
  • Estudiar, analizar, sensibilizar y formular propuestas frente a las condiciones culturales, políticas, económicas y sociales locales, regionales, nacionales e internacionales.
  • Difundir los principios de la doctrina católica y la enseñanza social de la Iglesia.
  • Ofrecer las condiciones intelectuales que permitan a la persona una opción libre por Dios, de modo que pueda dar razón de su fe.

Visión

Como resultado de los postulados expuestos, la Universidad Católica de Colombia se proyecta con la siguiente visión:

Ser reconocida como una institución que forma a sus estudiantes con una alta consciencia de responsabilidad consigo mismo y con la sociedad, incorporando en su formación la dimensión espiritual humana e interactuando con la sociedad a través de sus estudiantes, docentes y resultados académicos.

La Universidad formula periódicamente sus planes de desarrollo, con los cuales se aproxima hacia la visión institucional, en cumplimiento de su proyecto educativo.

La Universidad Católica de Colombia es una institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional, reconocida mediante la Resolución 2271 del 7 de julio de 1970 del Ministerio de Justicia.

Es, por esencia y definición, una Universidad que con sus principios centra su misión en la persona, para lo cual, desde su naturaleza intelectual y su riqueza doctrinal, genera su propio acto educativo.

La Universidad Católica de Colombia concibe la educación como un acto de la inteligencia y la libertad de la persona y, por lo tanto, de naturaleza moral. Se presenta ante el mundo como origen de acciones intelectuales y libres y desarrolla en su comunidad la virtud de la studiositas, para que se aprenda a pensar y se fomente así la potencia creativa e innovadora, además de la adquisición de conocimientos, destrezas y habilidades.

La Universidad contribuye a la dignificación de la persona humana y al desarrollo equitativo en lo social, sostenible en lo económico y sustentable en lo ecológico, a través del estudio, análisis y ofrecimiento de propuestas que ayuden a construir una realidad cultural, política, económica y socialmente más justa.

El sistema de educación superior de Colombia ya estaba abierto a los diversos proyectos educativos y respaldaba la autonomía bajo la dirección y supervisión del Estado, cuando en marzo de 1970, por iniciativa propia, un grupo de laicos al servicio del catolicismo fundaron la Universidad Católica de Colombia: Humberto Álvarez Rico, Alfonso Arango Henao, Olmedo Bedoya Piedrahíta, Lorenzo Botero Jaramillo, Álvaro León Cajiao Bolaños, Aristides Castillo Castillo, Carlos Delgado Fernández, Hernán García Piedrahíta, Gilberto Giraldo Herrera, Édgar Gómez Betancourt (actual Presidente), Álvaro Gómez Hurtado, Henry Henao Jaramillo, Aurelio Manotas Morales, Juan Manuel Pachón Rubiano, Ángel María Quintero Hernández, Emigdio Rincón Gómez, Pedro Felipe Valencia y Jorge Vives Abello.

Inicialmente nuestra Universidad operó con el nombre de Fundación Educacional Interamericana Católica de Colombia, y comenzó clases el 2 de abril de 1970 con 226 estudiantes. Entre 1974 y 1979 las solicitudes pasaron de 1.109 a 4.970. Así mismo, las matrículas de primer curso ascendieron de 749 a 1604, y las matrículas totales se incrementaron de 749 a 6.949. Así, completada su primera década de existencia, la ya contaba con 1.333 egresados y 511 graduandos de las diferentes carreras.

En 1983, el Gobierno Nacional le otorgó el reconocimiento como universidad, mediante Resolución 15647 del Ministerio de Educación Nacional.

En el año 2015, la Universidad Católica de Colombia cuenta con aproximadamente 10.000 estudiantes de pregrado y 1.200 estudiantes de especializaciones y maestrías. A lo largo de sus 45 años, la Universidad ha otorgado cerca de 40.000 títulos de pregrado y 15.000 de posgrado.

Desde su creación, la Universidad Católica ha venido consolidando sus programas mediante el fortalecimiento de la docencia, la investigación y la extensión, bajo la dirección de quienes se han desempeñado como rectores:

  • Alfonso Arango Henao (1970-1974)
  • Emigdio Rincón Gómez (1975-1984)
  • Gilberto Giraldo Herrera (1985-junio de 1989)
  • Édgar Gómez Betancourt (julio de 1989-junio de 1994)
  • Jorge Yarce Maya (julio de 1994-septiembre de 1994)
  • Juan Manuel Pachón Rubiano (octubre de 1995-junio de 1998)
  • Jorge Leyva Durán (julio de 1998-marzo de 2000)
  • Guillermo Francisco Reyes González (abril de 2000-agosto de 2001)
  • Edwin de Jesús Horta Vásquez (agosto de 2001-septiembre de 2007)
  • Francisco José Gómez Ortiz (septiembre de 2007-actualmente)

La Universidad comenzó con los programas de Derecho, Ingeniería Civil, Ingeniería Industrial, Ingeniería Eléctrica, Arquitectura, Ciencias Económicas y Ciencias de la Educación, que posteriormente se cambió por Psicología.

En 1985 se fundó la Facultad de Ingeniería de Sistemas y en 1995 se aprobó la Facultad de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones. Sin embargo, posteriormente los programas de Ingeniería se unificaron en una sola facultad.

En 1984, la Universidad creó el Liceo Gilberto Alzate Avendaño para la enseñanza formal preescolar, básica primaria, secundaria y media vocacional. El 27 de agosto de 1991 se aprobó el cambio de nombre del colegio por Liceo de la Universidad Católica.

Por su parte, la Escuela de Tecnologías de la Universidad Católica de Colombia (UCET) inició actividades en 2003, en la sede La Caro. Esta institución respondió a la necesidad de formación tecnológica para apoyar el desarrollo agroindustrial y empresarial de Colombia. Sin embargo, los procesos de inscripción y de matrículas fueron suspendidos debido a la alta oferta de programas tecnológicos de universidades públicas en la región.

Todos los programas académicos de pregrado y posgrado de la Universidad Católica de Colombia cuentan con el respaldo legal del Ministerio de Educación Nacional y del Consejo Superior de la Universidad.

Himno de la Universidad Católica de Colombia

De la Católica las glorias
cantemos todos a una voz
y con la ciencia proclamemos
que el hombre imagen es de Dios (Bis)

I
Brilla en la cátedra de Pedro
de la verdad el esplendor
en la palabra, luz y vida,
de nuestro Padre y buen Pastor
que nos transmite su mensaje
de fortaleza, fe y amor (Bis)

Coro
De la Católica las glorias…

II
Que dialoguemos nos enseña
con el estudio y el saber,
que la verdad del absoluto
en nuestra vida siempre esté;
y dé valor al pensamiento
la luz divina de la fe (Bis)

III
Loor perenne a los maestros
que con decoro y pulcritud
la fuente brinda de las ciencias
a la estudiosa juventud,
en los caminos luminosos
de la cultura y la virtud (Bis)

Última actualización: Julio 29, 2016 at 5:50 pm